top of page
  • Foto del escritorlaviada team

Mirlo o tordo

Actualizado: 22 abr


El mirlo común (Tordus merula) es conocido en Asturias como tordu o tordo.

El mirlo se distribuye por Europa, Asia y África del Norte, y fue introducido en Australia, Nueva Zelanda y América del Sur. Esta especie anida en bosques y jardines, construye un nido en forma de copa, con formas bien definidas, bordeado con barro. El mirlo es omnívoro y consume una amplia variedad de insectos, gusanos y frutas. El macho es completamente negro, con el pico anaranjado y un círculo también amarillo alrededor de los ojos y tiene un vasto repertorio de cantos, mientras que las hembras adultas y los menores tienen un plumaje marrón.  Machos y hembras tienen un comportamiento territorial en el lugar de anidación, cada uno con un comportamiento agresivo distinto, pero son más gregarios cuando emigran o en las áreas de invernada. Las parejas permanecen en su territorio a lo largo del año en las regiones donde el clima es suficientemente templado. Existen muchas referencias literarias y culturales a esta especie, sobre todo relacionadas con su melodioso canto. 


Los mirlos son aves omnívoras y su dieta varía según la temporada y el entorno. Se alimentan principalmente de insectos, gusanos, frutas, bayas e incluso carroña. Además, son conocidos por su hábil técnica de buscar alimento revolviendo las hojas caídas en busca de insectos y larvas.

Una de las características más distintivas del mirlo es su hermoso canto, que a menudo se describe como melodioso y variado. Los machos cantan para marcar su territorio y atraer a las hembras durante la época de apareamiento, y su repertorio vocal puede incluir una amplia variedad de trinos, silbidos y gorjeos.


Además de su belleza y encanto, los mirlos desempeñan un papel crucial en el equilibrio ecológico de su entorno. Ayudan en la dispersión de semillas al consumir frutas y bayas, controlan las poblaciones de insectos al alimentarse de ellos y también sirven como presa para diversos depredadores.


A pesar de ser una especie común, los mirlos enfrentan amenazas como la pérdida de hábitat, la contaminación y la depredación por parte de especies invasoras. Por lo tanto, es fundamental tomar medidas para proteger y conservar sus entornos naturales y promover prácticas que fomenten su bienestar.


En resumen, el mirlo es mucho más que un simple visitante en nuestros jardines; es un símbolo de la belleza y la diversidad de la vida silvestre que nos rodea. Observar su comportamiento, escuchar su canto y aprender sobre su vida nos permite apreciar aún más la maravilla de la naturaleza que nos rodea. ¿Cuándo fue la última vez que te detuviste a contemplar la presencia de este encantador pájaro en tu entorno?


8690 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page