Ctra. Piles al Infanzón, 330

33203 Somió - Gijón

Asturias - España

985 13 50 52

Asociacion española centros de jardineria

© 2019 Laviada e hijos, S.L.  Design by XTRdesign2000

Contacto:

Av. Fernández Balsera, 37

33402 Avilés

Asturias - España

985 56 33 00

Álvaro Albornoz, 2

33207 Gijón

Asturias - España

985 34 72 76

Cómo adelantar las siembras y cultivos

13/02/2018

 

 

No importa si hace frío ahí afuera. En los meses más crudos del año puedes anticipar las siembras de tus hortalizas gracias a los invernaderos, las campanas y conos de cultivo forzado y los velos de crecimiento, que generan en su interior un microclima unos grados más cálido y con él las condiciones adecuadas para su desarrollo. Así, cuando llegue el buen tiempo tendrás listos tus planteles para dejarlos crecer al aire libre o trasplantarlos a su lugar definitivo.

VELOS DE CRECIMIENTO PARA LAS SIEMBRAS EN EL SUELO

Para ayudar a la germinación de las semillas que se siembran directamente en el suelo del huerto o acelerar el desarrollo de los planteles adquiridos en el centro de jardinería se puede echar mano de los velos de crecimiento. Es un recurso muy asequible, sencillo y fácil de utilizar.

Son láminas muy ligeras de polipropileno no tejido permeable al agua y el aire, que se extienden sobre las siembras o planteles en otoño y primavera. Deben fijarse al suelo mediante grapas para que el viento no las vuele y puedan cumplir su función, que es conservar el calor de la tierra y mantener un cierto grado de humedad propiciando un microclima favorable a la germinación y el crecimiento. Este efecto es mayor si se acolcha el suelo con un film de plástico para huerto, como en la foto. Las fijaciones se deben ir aflojando a medida que las plántulas vayan creciendo para evitar comprimirlas. Es aconsejable no plantar demasiado cerca de los bordes.

Los velos de crecimiento también impiden que los pájaros se lleven las semillas y las babosas y plagas afecten los cultivos.

 

TÚNELES TRANSPARENTES PARA FORZAR LOS CULTIVOS

Los túneles son ideales para prolongar las cosechas o forzar el desarrollo de las plantas sembradas o plantadas en hilera. Se montan sobre el suelo del huerto mediante arcos metálicos que se clavan en el terreno y se cubren con un film transparente especial para cultivos tempranos, muy flexible y fácil de manipular. El túnel crea un microclima apropiado para el crecimiento, evita la deshidratación del sustrato y protege de la lluvia, el viento, el frío y el hielo. Es perfecto para regular los excesos de calor y frío típicos del final del invierno y el comienzo de la primavera. 
 


CONOS Y CAMPANAS PARA EJEMPLARES INDIVIDUALES

Los conos y campanas de forzado incentivan el crecimiento de unos pocos planteles o pequeños ejemplares individuales, a la vez que los protegen del frío, la nieve y las lluvias fuertes. Resultan además muy estéticos. En su interior se produce un efecto invernadero a pequeña escala: la luz y el calor atraviesan sus paredes transparentes de plástico aumentando la temperatura unos cuantos grados. Muchas campanas cuentan con una pequeña abertura en la parte superior para ventilarlas, una precaución imprescindible para refrescarlas y disipar la condensación, que podría propiciar la aparición de hongos. También impiden que las plagas afecten los cultivos. Se pueden utilizar desde el momento en que las hortalizas sensibles al frío —especialmente lechugas, calabacines, tomates, pimientos, algunas hierbas aromáticas tiernas, como la albahaca— brotan hasta que adquieren cierto tamaño. Basta apoyarlas sobre la tierra cubriendo las plantas. También valen para especies ornamentales.

 

INVERNADEROS DE QUITA Y PON

Para los cultivos que crecen en altura, como las tomateras, o para cubrir una buena porción del huerto, lo más apropiado son los invernaderos. Sirven para adelantar los cultivos que pueden iniciarse cuando aún hace frío, saborear las verduras de temporada más temprano, alargar las cosechas y proteger del frío. El microclima que se genera en su interior permite ganar más de un mes respecto a los cultivos tradicionales; además, las plantas están menos expuestas a las plagas. Los de quita y pon tienen la ventaja de que se pueden montar fácilmente y desmontar con la llegada del buen tiempo. Cuentan con una estructura metálica generalmente de acero galvanizado y una cubierta de polietileno transparente con puerta frontal.


Deben instalarse en un lugar donde puedan recibir toda la luz que necesitan las plantas que albergan en su interior y alejados de ramas que pudieran desgarrar el film si hace viento. Se deben montar en perpendicular a los vientos dominantes y con la puerta orientada en dirección opuesta a las ráfagas, para evitar que puedan arrancarla. El lateral orientado al sur debe recibir tanta luz como sea posible. Deben ventilarse los días de sol abriendo la puerta. Sirven para varias temporadas.

 

MINI INVERNADEROS PARA UNA GERMINACIÓN EXPRÉS

Para acelerar la germinación de las semillas y obtener los planteles anticipadamente resultan muy útiles los mini invernaderos con tapa. Consisten en una bandeja donde se colocan planchas de alveolos o macetitas de turba prensada que se deben rellenar con sustrato, o discos de siembra que proporcionan la aireación, soporte y nutrientes que requieren los cultivos. Cuando las plántulas hayan alcanzado el tamaño adecuado se repican sin extraerlas de su recipiente individual, lo que reduce el estrés del trasplante. El riego se realiza directamente en la bandeja para que el agua sea absorbida por capilaridad. Realizada la siembra, la bandeja se cubre con una tapa de plástico duro transparente. Las pastillas, bandejas de alveolos y macetitas de turba se pueden comprar también por separado.
 

Etiquetas:

Please reload

BLOG

Categorías
Etiquetas
Recientes Posts
Please reload